El fabricante Nokia ha presentado sus dispositivos móviles al mercado de terminales, en el MWC 2017 el Nokia 3310 dio mucho de qué hablar, Gresso Meridian es una gran sorpresa que ha aparecido con la intención de opacar al gigante, pero venga aunque suene imposible, seguro que podrá obtener una buena tajada del mercado de dispositivos comunes, pero en esta ocasión veremos que será una gran tajada.

Este dispositivo ha sido presentado en dos distintos modelos, uno que promete tener un diseño atractivo, además de súper resistente por supuesto, la cual sería su característica principal. El teléfono está construido en titanio, con un teclado de acero inoxidable, mientras que la otra versión está construida en titanio PDV negro y un teclado con 18 K.

Características del Gresso Meridian

Ambos terminales son compatibles con tecnología EDGE, GPRS y Bluetooth 3.0 USB. Sin embargo, tiene un defecto que no gustará a muchos que quieran recordar el pasado entretenido que vivían en las diminutas en terminales de este tipo ¡Los juegos! Ninguno preinstalado de fábrica. Pese a sus materiales de alto costo, la compañía ha decidido no fabricar muchos Gresso Meridian, sólo se venderán unas 999 unidades a 3000 dólares cada una.

Podríamos decir que se trata de unidades limitadas, pero es muy probable de que si se vendieran toda la compañía fabricara más. Claro, estamos hablando de un mercado muy cerrado, para las personas de clase alta que quieran portar el pasado en lujos, el Gresso Meridian es sin duda la mejor opción. El mercado en definitiva no puede compararse

Tener un teléfono de este tipo es un lujo ¡Quien se gastaría 3000 dólares en una pieza histórica? Ya muchas personas hablan del mismo, pero es muy probable que si Nokia hubiera hecho esto con su 3310, el precio se dispararía más allá de los 10.000 ¿No crees? Déjanos tu comentario