Pocos convertibles  en el mercado de dispositivos portátiles pueden llegar a ofrecer una autonomía que pueda satisfacernos. Lenovo sabe la necesidad que las personas presentan ante dispositivos de este tipo, por eso ha querido sorprender ante el MWC 2017 con su Lenovo Miix 320, la convertible que viene a saciar todos los problemas del público interesado.
El dispositivo cuenta con un diseño bastante atractivo, además se luce en 2 colores bastante buenos, el gris y el blanco, los cuales le lucen muy bien con sus marcos que al parecer tienen relación con la serie Yoga de la misma marca. Pero venga, no viene al caso su diseño, no estamos aquí para hablar lo bonito que es, sino de sus grandes características.

Ficha técnica del Lenovo Miix 320

El convertible de Lenovo viene con un tamaño de 10,1 pulgadas, superando el peso de 1 Kg ligeramente, su pantalla cuenta con resolución FHD y la cámara de la misma alcanza los 5 MP, buena calidad cuando nos sitúamos ante una videollamada en Skype, aunque en condiciones de poca luz no vaya a generar la misma sensación por supuesto.
En cuanto al rendimiento, la lenovo Miix 320 cuenta con Intel Atom x5, sus núcleos alcanzan la velocidad de 1,8 Ghz de frecuencia, sumado a 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento va muy bien.

El dispositivo contará a su vez con un sistema operativo Windows 10, era de esperarse, pues sabemos que la mejor manera de trabajar en ella es desde allí; hay que resaltar que ne el se encuentra un modo multitarea que facilitará el uso de varias aplicaciones al mismo tiempo. La autonomía es lo que más nos sorpende, se sabe que alcanza unas 10 horas de uso contínuo.

Precio y disponibilidad

El precio de la Lenovo Miix 320 es de 269 Euros, aunque la versión con teclado vendría a unos 400 Euros, esperemos que la marca pueda llegar a tener éxito en un mercado tan apretado, hasta ahora se especula que en los mercados americanos el precio de la misma puede llegar a rondar los 200 dólares, aunque habrá que esperar un tiempo más para tener a la mano dicha información.

Compartir
Todo el conocimiento humano pertenece al mundo