Es increíble la cantidad de barbaridades que se pueden presentar en el mercado de dispositivos móviles, tanto cosas buenas, como cosas malos. Pero, si hay una compañía poco reconocida que ha hecho lo posible porque su firma no salga a flote es Wiko, con su última línea de dispositivos móviles nos ha demostrado que sus deseos de progresar son pocos.

Y es que los terminales que estamos a punto de mencionar a continuación, no es que sean malos, pero ofrecen lo que el montón ya tiene incorporado en sí, lamentablemente estamos ante un futuro poco exitoso, la marca tiene poco para ofrecer y mucho que pedir, ya que los precios tampoco lucen tan atractivos como parecen en relación a la calidad de los terminales.

Wiko Y Max: Especificaciones técnicas y precio

wiko-y-max

Una gama entrada poco prometedora, terminales de 70 a 150 Euros de 512 a 2 GB de RAM, cuando incluso muchos terminales de 1 GB están a punto de desaparecer. El Wiko Lenny 3 MAX parece el m.as prometedor, 5 pulgadas con resolución HD, 2 GB de RAM y 16 de almacenamiento ampliables vìa micro SD. Cámara trasera de 8 y 5 MP en la delantera, la verdad es que Xiaomi se los come en cuestión de precios, sin contar que hablamos de un diseño que se olvida de añadir huellas dactilares, aunque se perdona por ser de gama baja.

Wiko U Pulse y U Pulse Lite

La segunda “cagada” por así decirlo, ambos son idénticos, tan sólo cambia el tamaño de la pantalla, la versión normal con 5,5 pulgadas y la versión Lite con 5,2. Ambos modelos con HD y debajo con procesador Mediatek, 3 GB de RAM, 32 en almacenamiento ampliables hasta 128 GB y cámaras de 13 MP trasera y 8 MP frontales. Se supone que este modelo es el gama media del mercado, enfrentándose directamente al Moto G5 de Lenovo, ya que su precio ronda los 200 Euros, 180 para la versión Lite.

Wiko WIM: intentando salvar a la familia

Pongamos la cereza en el pastel con su versión de gama alta, la cual va directo a los 400 Euros. En su apartado encontramos pantalla FHD de 5.5 pulgadas con tecnología AMOLED, debajo un Snapdragon 626 y 4 GB de RAM. Su almacenamiento interno es de 64 GB y puede ser ampliado vía micro SD hasta los 256 GB. Su batería es de 3200 mAh, cuenta con lector de huellas dactilares y doble cámara trasera de 13 MP, además de una cámara frontal de 16 MP, algo gratificante y que quizás le lava la cara a la firma Wiko. El terminal también añadirá Android Nougat a diferencia de la gama entrada.

El Gama alta Wiko WIM parece el que vale la pena adquirir, en toda regla un buen candidato, aunque muchos terminales ya están en este precio, por lo que le hace una dura opción a elegir entre tantos terminales más reconocidos ¿Podrá la cantidad de píxeles convencer al mercado? Eso está por verse, queda un par de meses para su distribución.

Compartir

Todo el conocimiento humano pertenece al mundo