Cuando vemos la marca NVIDIA nos imaginamos que en realidad se habla de procesadores y tarjetas gráficas para computadores. Pero cuando se alía con Bosch, al que esté familiarizado con el tema sabrá que la marca da mucho más de que hablar, esta vez en el sector tecnológico e inteligente de coches autónomos.

Estos gigantes han decidido unir fuerzas para crear una supercomputadora que es capaz de suplir la mente de futuros coches autónomos. Para los que no conocen a Bosch, esta marca es capaz de desarrollar herramienta eléctricas que son capaces de transformar un vehículo en un robot. Ambos se esfuerzan para construir una CPU 10 veces más potente que las actuales.

NVIDIA entra con experiencia en el territorio

NVIDIA

No es la primera vez que la desarrolladora de tarjetas gráficas entra en el campo automotriz, anteriormente ya se había desarrollado Drive PX, una tecnología capaz de controlar a los últimos modelos de la firma de coches autónomos. Es increíble lo que han podido desarrollar en concreto, pero ¿De qué se trata?

Xavier: un chip potente y de bajo consumo

Con unos 20 billones de operaciones por segundo y 20 watts de energía, el CEO de Bosh, el Dr Volkman Denner asegura que la navegación de coches podrá llevarse a otro nivel. En una década se planea que las calles de todo el mundo tengan coches autónomos capaces de poder gestionar mucho mejor el tráfico y facilitarle la vida a las personas.

Un chip de esta capacidad suena bastante exagerado, pero venga que la marca sabe que muchas tareas están en desarrollo y las mismas van a necesitar de estos billones de procesos disponibles. El aprendizaje de las máquinas será fundamental para poder desarrollar este tipo de coches autónomos y llevarlos a otro nivel. NVIDIA ha logrado una gran hazaña esta vez, esperemos que nos depare el futuro próximamente.