Intel sigue haciendo de las suyas, sabemos que actualmente es la marca número en lo que a procesadores se refiere. El fabricante nos ha deleitado con modelos SSD muy potentes, pero estas sorpresas empresariales no serían lo único que vendría a dejarnos con la boca abierta, pues las nuevas Intel Optane SSD pensadas y fabricadas especialmente para centros de datos nos dejará atónitos.

Estos avances son unos de los más notorios que ha podido tener Intel en estos últimos años, claro, en cuanto a rendimiento se refiere, sin embargo, el concepto de Optane Memory puede llegar a ser olvidado de la noche a la mañana ¿Por qué? Sigue leyendo y te enterarás de esta curiosa noticia.

Las tarjetas madres compatibles con Intel Optane pueden ser el problema

Intel optane memory

Con las Optane Memory podemos hacer que nuestro dispositivo pueda llegar a ejecutar grandes tareas con un poco de memoria RAM, ya que la misma hace que cada MB de memoria valga, y que el mismo se conecte conjuntamente con nuestro CPU de manera satisfactoria. A pesar de que este tipo de SSD es compatible con las tarjetas madres actuales a través del puerto M.2, la misma trabaja con un rendimiento mucho menor.

Pero en realidad ¿Cómo funciona la Optane Memory? Venga que la misma es un puente entre el procesador y el disco duro. Hay capacidades de 16 y 32 GB los cuales pueden almacenar datos accesibles de una manera violenta, todos porque no debemos hacerle la solicitud al disco duro. El precio de la Optane es de unos 44 a 77 dólares, no preocupa ¿Verdad? Lo que realmente preocupa es el precio que vaya a tener las tarjetas madres que serán compatibles con la misma y que se comercializarán a partir del segundo trimestre de 2017.

Intel Optane

Por otro lado, la Optane Memory se presenta al mercado más temprano, el 24 de Abril es la fecha de su presentación, le seguiremos de cerca para dar más detalles de la misma.