Bosch sigue estando al frente de todas las tecnologías de conducción autónoma. Sus investigaciones muestran cómo los verdaderos responsables de la conducción autónoma son los sensores LIDAR.

Aunque es una técnica no muy explotada, la tecnología de conducción autónoma LIDAR parece ser la más avanzada y Bosch quiere hacerse líder en esta.

Esquema de sensores

Esta tecnología de sensores esta equipada con láser, lo cual la hace mucho más barato y asequible para todos los públicos. Sin embargo, ahora solamente se incluyen en modelos de alta gama.

Trabajando de forma similar al radar, los sensores LIDAR utilizan el láser como forma de reflexión en vez de ondas de radio. Esta tecnología permite detectar obstáculos de forma más exacta, funcionando también en largas distancias. Bosch quiere diferenciarse del resto de los fabricantes y quiere desarrollar un sistema que incluya cámaras, sensores y radares homologado para ciudad y carretera.

Actualmente el sistema ya se encuentra en fase de pruebas en el actual Clase S. Bosch ya ha comunicado sus intenciones, y afirma que el sistema LIDAR es el optimo para que la conducción autónoma sea lo más segura posible.

El estudio apunta a desarrollar sensores que apliquen también otras funciones.

Actualmente, Mercedes-Benz dispone de sensores LIDAR para el estacionamiento completamente autónomo, capaz de aparcar y salir del aparcamiento.

Fuentes internas de Bosch desvelan que la tecnología y el sistema esta listo para su producción, pero aún no se sabe si hay algún cliente interesado. Por otra parte, lo que sí es sabido es que la nueva generación del Clase S tendrá funciones de conducción autónoma de nivel 3, sistema el cual es suministrado por Bosch. Quedaremos a la espera de nuevas noticias en cuanto a su desarrollo.