Las casas inteligentes o la automatización del hogar, ofrecen ventajas y desventajas. Muchas personas están considerando adaptar este tipo de tecnología para sus hogares.

Sin embargo, es importante saber cómo funcionan las casas inteligentes y por supuesto que beneficios nos aportan.

Las casas inteligentes y su funcionamiento

Casas inteligentes controladas desde el móvil

En un hogar inteligente el propietario tiene el control de todos los dispositivos electrónicos y los sistemas de seguridad con solo presionar un botón.

Para ello puede utilizar su propio teléfono móvil o cualquier otro dispositivo. Desde la seguridad hasta el aire acondicionado, todo está bajo su control de una forma automatizada.

A menudo las casas inteligentes también incluyen electrodomésticos como estufas, neveras, lavadoras, secadores, etc. El nivel de control dependerá del propio usuario, así como de su presupuesto.

En cuanto al funcionamiento de las casas inteligentes, en realidad es muy sencillo. Cuando se instala un sistema de hogar inteligente, todos los dispositivos electrónicos se conectan a un concentrador conocido como “puerta de enlace”.

Esta puerta de enlace es el sistema que será controlado mediante una interfaz web, un software en el teléfono móvil o una aplicación similar. Por supuesto, todos los dispositivos deben estar conectados a dicho sistema para poder controlarlos eficazmente.

¿Cuáles son las ventajas de las casas inteligentes?

Realmente hay muchos beneficios de tener un hogar inteligente. Muchas de las ventajas que mostramos a continuación son la razón por la que muchos están optando por las casas inteligentes.

Bloqueo y desbloqueo de puertas con facilidad

La seguridad es primordial en el hogar y con una casa inteligente se puede incrementar de forma más eficiente. La instalar un sistema de seguridad inteligente para el hogar se evitan problemas por la pérdida de llaves u olvidar cerrar las puertas.

Cuando no estás en casa, este sistema de seguridad te permitirá cerrar las puertas para que nadie acceda. Incluso si alguien está por llegar y tu aun no lo haces, puedes abrir las puertas de la casa para que esa persona pueda entrar.

Ahorro de energía

Con una casa inteligente puedes asegurarte de que no exista un consumo desmedido de energía. Todos los dispositivos electrónicos, electrodomésticos, etc, pueden gestionarse y apagarse inmediatamente después de usarlos.

Incluso es posible controlar la iluminación de una manera más fácil. Ya no sería necesario ir de habitación en habitación apagando las luces. Esto se puede hacer con un solo clic desde el móvil o el ordenador.

En una casa inteligente puedes apagar el aire acondicionado, ventiladores, calefactores o enfriadores de aire, cuando no los uses.

Personalización

Un hogar inteligente te permite personalizar dispositivos electrónicos y electrodomésticos de acuerdo a tus necesidades. Si quieres aumentar o disminuir la temperatura, medir la calidad del aire, incluso encender la calefacción antes de llegar a casa, puedes hacerlo de forma remota desde tu teléfono.

El valor de tu casa aumenta

Actualizar tu hogar con un sistema inteligente hace que el valor de la propiedad se incremente. Por lo tanto, si revendes tu casa es muy probable que consigas venderla a un precio más alto.

¿Qué desventajas tienen las casas inteligentes?

Los hogares inteligentes también presentan inconvenientes que vale la pena conocer. Si estás pensando en tener tu propia casa inteligente, es importante que conozcas las desventajas de estos sistemas.

El costo de las casas inteligentes

Es probablemente la mayor desventaja de las casas inteligentes. Si bien hay muchas empresas que brindan soluciones de hogares inteligentes, todas ellas son demasiado caras.

En realidad una casa inteligente es algo que solo unos pocos pueden pagar. Quizás en algunos años los precios disminuyan, pero ahora mismo esta es claramente una desventaja importante.

Dependen de Internet para funcionar

De hecho, el requisito básico para tener una casa inteligente es el Internet. Como se mencionaba al inicio, los dispositivos electrónicos y otros aparatos, necesitan estar conectados al mismo sistema o red de Internet para funcionar.

Además, si no cuentas con una buena y poderosa conexión a Internet, podrías experimentar problemas para controlar los dispositivos. De hecho, si por alguna razón te quedas sin Internet, no tendrás otra manera de acceder y controlar el sistema inteligente.

También se depende de los profesionales

Y en caso de que tu sistema inteligente tenga un problema o no funcione correctamente, no puedes simplemente llamar a una persona de mantenimiento.

Por lo tanto, deberás ponerte en contacto con los profesionales de la empresa proveedora del sistema inteligente. Solo estas personas podrán ayudarte a solucionar los problemas, lo cual puede ser un inconveniente muy importante.

Conclusión

Ahora ya conoces cómo funcionan las casas inteligentes, así como sus ventajas y desventajas. Tienes la información necesaria para tomar tu decisión sobre si conviene o no tener un hogar inteligente.

Por supuesto que si eres un amante de la tecnología y puedes pagar por una casa inteligente, sin duda no tendrás problemas en decidir.

En cualquier caso y más allá de la comodidad y la seguridad que proporciona un sistema inteligente, es fundamental que investigues las mejores opciones. Y por supuesto optes por el sistema inteligente que satisfaga tus necesidades.