Los termostatos WiFi son dispositivos electrónicos que ayudan a que nuestro hogar sea más cómodo y eficiente. Pero, a diferencia del termostato tradicional no requieren de un control manual y brindan muchos más beneficios.

Además, no olvidemos que este tipo de productos, junto con otros electrodomésticos inteligentes, han tenido un crecimiento masivo en los últimos años. Por ello, sí estas interesado en comprar un termostato inalámbrico, conviene que sepas cómo funcionan y cuáles son sus principales beneficios.

¿Qué es un termostato WiFi?

El termostato WiFi es también conocido como termostato inalámbrico, termostato inteligente y termostato de Internet. Se trata de un dispositivo electrónico que tiene como objetivo proporcionar un mayor control sobre la temperatura en el hogar.

TecnoInnovador termostatos-wifi-cómo-funcionan-400x400 Termostatos WiFi, ¿cómo funcionan y cuáles son sus ventajas?
Termostatos WiFi para el hogar

Es decir, la gestión de la temperatura se realiza mediante la eliminación del dispositivo que usualmente se coloca en la pared y que solo ofrece un control básico.

Es decir, el termostato WiFi reemplaza todo eso y ofrece una mejor funcionalidad al estar disponible de una manera remota. Y eso no es todo, los termostatos inalámbricos también proporcionan funciones más avanzadas que incluyen la programación de temperatura y rutinas diarias o semanales.

¿Cómo funcionan los termostatos WiFi inalámbricos?

El funcionamiento del termostato WiFi es probablemente la característica más distintiva en relación con el termostato mecánico o tradicional. No involucra realmente una manipulación directa del usuario.

La conexión entre el termostato WiFi inteligente se establece mediante una red IP. Es decir, del mismo modo que lo haces cuando te conectas a Internet desde un PC o un dispositivo móvil.

Dicha conexión se utiliza para tener acceso directo a los controles de tu sistema de calefacción en el hogar. Gracias a esto es posible configurar rutinas programables para controlar la temperatura en toda la casa.

Además, hay otro aspecto importante de su funcionalidad. Y es que los termostatos inalámbricos pueden compilar información sobre los hábitos de consumo energético en el hogar.

Dicha información permite a los usuarios encontrar las temperaturas más estables y efectivas. Adicionalmente, esta conexión entre el termostato y la red WiFi, se puede utilizar para comandos sencillos como apagar el sistema o encenderlo.

Esta característica resulta particularmente útil durante o después de que se ha permanecido fuera de casa mucho tiempo.

Lo genial es que puedes utilizar múltiples dispositivos para interactuar con el termostato WiFi, incluyendo ordenadores, tablets y smartphones a través de aplicaciones móviles.

¿Cuáles son las ventajas de los termostatos inalámbricos WiFi?

Además, con un termostato WiFi obtienes automatización y un mayor control sobre la temperatura de tu hogar.

Sin embargo, la conexión inalámbrica de un termostato inteligente va más allá de la automatización de la temperatura. Aquí tienes las principales ventajas de un termostato WiFi.

  • Elimina el error humano. Un termostato WiFi tiene la capacidad de aprender tu horario y preferencias de temperatura. Esto facilita el uso eficiente de la energía, al permitir que el termostato gestione el descenso y el incremento de la temperatura tanto cuando estas dentro o fuera de casa.
  • Supervisar la temperatura de tu hogar. Con un termostato inteligente tienes la ventaja de que puedes supervisar la temperatura de tu hogar, incluso estando fuera.  A través de una app complementaria puedes comprobar si la calefacción está funcionando y a qué temperatura.
  • Controlas la temperatura desde cualquier lugar. Ya sea que estés llegando temprano a casa del trabajo o te dirijas a casa desde el aeropuerto. Un termostato WiFi te permite controlar la temperatura desde tu dispositivo móvil, sin importar donde te encuentres.
  • Puedes recibir notificaciones por email. Los termostatos WiFi más modernos admiten notificaciones por correo electrónico. De esta manera, si la temperatura disminuye o se incrementa fuera de su rango predeterminado, recibirás un mensaje de alerta que podrás consultar desde tu teléfono u ordenador.

¿Qué otros beneficios ofrecen los termostatos inteligentes?

  • Te permite ahorrar más energía. Los termostatos WiFi inteligentes están diseñados para que utilices configuraciones de temperatura orientadas al ahorro energético. Por lo tanto, y dependiendo de tus hábitos actuales, permitir que el termostato WiFi gestione la temperatura de tu hogar, podría ahorrarte mucho dinero.
  • Son fáciles de programar. El termostato WiFi es fácil de utilizar. La mayoría cuentan con modernos diseños de pantalla y aplicaciones móviles intuitivas.
  • Analiza el consumo energético. Otro de los beneficios del termostato WiFi es que puede dar seguimiento al consumo de energía y a continuación te brinda un informe mensual fácil de interpretar. Este informe te indica cuánta energía consumiste en tu hogar, lo que te sirve para usar configuraciones de energía más eficientes.

Conclusión

Esencialmente, los termostatos WiFi te brindan un control más eficiente de la temperatura en tu hogar. Esto lo puedes hacer desde cualquier lugar en tu casa o fuera de ella.

Más importante aún, el termostato inalámbrico te permite ahorrar una gran cantidad de dinero en facturas. Y eso no es todo, también puede generar un positivo en la comodidad de tu hogar a través de una calefacción simple y efectiva a lo largo del año.

En cualquier caso, antes de optar por un termostato inteligente, conviene que analices las necesidades de tu hogar, así como tus hábitos de consumo energético.