Tu cuenta Gmail cuando mueres permanece activa y potencialmente vulnerable a los hackers. Es decir, probablemente nunca te lo hayas preguntado, pero es un hecho que al morir tu correo de Gmail sigue funcionando y eso puede ser un gran problema.

Por supuesto este es uno de los servicios de correo electrónico más utilizados en Internet. De hecho cuenta con cientos de millones de usuarios en todo el mundo, y no solo es utilizado para la comunicación personal, sino también financiera.

Por lo tanto, si tienes una cuenta de correo Gmail, conviene saber qué sucederá con ella cuando lo inevitable suceda. A continuación te hablaremos sobre esto y la forma en que puedes evitar cualquier inconveniente.

Esto sucede con tu cuenta Gmail cuando mueres

Tal como indicábamos, después de que falleces, tu cuenta Gmail permanece activa y funcional. Es decir, potencialmente un pirata informático puede acceder y hacerse cargo de tu cuenta.

Y aunque probablemente pienses “qué más da, estaré muerto”, piénsalo dos veces. Ten en mente que cada mensaje enviado y recibido, así como toda la información personal de tus contactos quedará potencialmente expuesta al Spam.

En otras palabras, tus amigos, socios, familiares y personas cercanas, podrían verse afectados si tu cuenta Gmail es hackeada. Además, tus contactos de Gmail pueden convertirse en objetivos principales de estafadores y chantajistas.

Incluso, si alguna vez intercambiaste información confidencial con alguno o varios de tus contactos de Gmail, un hacker podría leer esos mensajes. Después podría recuperar información que podría ponerlos en riesgo financiero.

En consecuencia, si un pirata informático toma el control de tu cuenta Gmail inactiva, tus familiares y personas con las que hiciste negocios podrían estar en riesgo.

¿Es posible gestionar tu cuenta Gmail cuando mueres?

Afortunadamente nada de lo anterior tiene que suceder. Es decir, puedes mantener segura tu cuenta de Gmail incluso cuando hayas muerto.

Obviamente todo ello requerirá implementar una serie de acciones a partir de un cierto tiempo después que fallezcas. Para ello, Google ha creado la herramienta Administrador de cuentas inactivas.

Lo que hace este servicio es facilitarle a Google la tarea de gestionar tu cuenta Gmail cuando mueres. Básicamente le indicarás a Google lo que debe hacer con tu cuenta, a quien notificar, qué compartir, o incluso si tu cuenta debe ser borrada.

¿Cómo funciona el Administrador de cuentas inactivas de Google?

Básicamente es una herramienta que te permite controlar lo que sucederá con tu cuenta después que dejes de usarla. Es decir, ya sea por un accidente o incluso por tu fallecimiento.

Por lo tanto, con el Administrador de cuentas inactivas tú decides el momento a partir del cual, Google debe considerar tu cuenta de Gmail como inactiva. Más importante aún, lo que debe hacer con tu información después de que eso suceda.

Este administrador también te da la opción de compartir tu cuenta con alguna persona de confianza o sencillamente indicarle a Google que la elimine por completo.

Sin embargo, un punto importante a considerar es el siguiente. Aunque estamos hablando de Gmail, la configuración que se haga en el Administrador de cuentas inactivas, en realidad afectara a toda la cuenta Google, no solo a Gmail.

Por lo tanto, al realizar la configuración e indicarle a Google lo que debe hacerse con la cuenta Gmail, es recomendable tener en cuenta lo anterior.

Pasos para usar el Administrador de cuentas inactivas

Dicho lo anterior, ahora veremos cómo usar el administrador de cuentas inactivas y planificar qué hacer con tu cuenta Gmail cuando mueres o dejas de utilizar Google.

  1. Primero debes acceder a la página del Administrador de cuentas inactivas. (previamente debes hacer iniciado sesión en tu cuenta Google)
  2. Después tienes que hacer clic en el botón “Iniciar”.
  3. En la primera sección, deberás especificar cuándo Google debe considerar tu cuenta de Gmail como inactiva.
  4. En este caso el período de espera es de 3 meses hasta 18 meses antes de considerar la cuenta como inactiva.
  5. Sin embargo, Google se comunicará contigo 1 mes antes de que se cumpla el plazo que hayas escogido.
  6. Además deberás especificar un número de teléfono, así como una dirección de correo electrónico de contacto.
  7. Después de esto deberás especificar una persona para notificar, además de la información o datos que deseas que se compartan.
  8. Finalmente debes indicar a Google si tu cuenta inactiva debe borrarse.

Nuestra recomendación es que indiques a Google que elimine tu cuenta después de que permanezca inactiva durante el tiempo especificado.

De esta manera, tu cuenta de Gmail y tu cuenta Google en general, quedará fuera de línea. Por lo tanto no se convertirá en blanco vulnerable para que cualquier otra persona pueda usarla de forma indebida.

En cualquier caso, esta herramienta es una buena opción para garantizar la seguridad de tus datos cuando mueras o dejes de usar Gmail.

Es decir, incluso sin estar presente, tu información y la información de tus contactos, familiares y amigos, se mantendrá a salvo.