Comprar un dron es ciertamente algo muy sencillo. Los puedes encontrar en muchas tiendas de electrónica online, con un rango de precios muy variado. Sin embargo, este tipo de gadgets no son para todas las personas.

Es decir, a medida que los drones se vuelven más populares, hay varios aspectos a considerar antes de comprar uno de estos aparatos. Además, con frecuencia muchos creen que es muy sencillo manejarlos y que su uso no tiene limitaciones.

Cosas que debes saber antes de comprar un dron

Por lo tanto, si estas considerando comprar un dron, ya sea para ti o para tus hijos, es importante que tomes en cuenta lo siguiente. Son 5 recomendaciones que te ayudarán con tu decisión de compra.

Lo que debes saber antes de comprar un dron
Comprar un dron – Cosas que debes saber

1. Comprar un dron barato no siempre es para principiantes

Con frecuencia, comprar un dron caro, es más recomendable que comprar un dron económico. Es decir, los drones más costosos generalmente vienen con un modo principiante que restringe varias de sus características.

Por ejemplo, se restringe la velocidad de vuelo, así como el rango de control. De esta manera, los usuarios principiantes pueden aprender a volar un dron de forma segura. No solo eso, los drones profesionales suelen tener múltiples características de seguridad, incluyendo sistemas de detección, así como una mejor estabilidad.

Por lo tanto, puede ser una mejor opción comprar un dron caro, en lugar de un vehículo aéreo no tripulado de gama baja. Por supuesto es una decisión personal, por lo que serás tú quien decida cómo comenzar tu aventura con los drones.

Sin embargo, nuestra recomendación es que si no estás seguro de qué dron comprar, lo mejor es que elijas el que más te guste y con el que desees comenzar.

2. Los precios del dron puede variar mucho

Sin duda es un factor a considerar cuando deseas comprar un dron. No obstante, los drones se están volviendo cada vez más costosos conforme las tecnologías que emplean se optimizan.

La mayoría de las veces esto significa que un mayor tiempo de vuelo, más funciones y una cámara de mejor calidad, incrementarán notablemente el precio de los drones.

También hay que decir que muchos de los drones lanzados al mercado hace un par de años, ahora se pueden conseguir a un precio más bajo. Evidentemente, cuando los drones aparecieron por primera vez, su precio sencillamente era muy elevado.

De hecho, están reservados para pilotos profesionales y personas adineradas. En la actualidad, un dron es considerado como juguete asequible y accesible para todo el mundo.

Pero aunque el mercado esté lleno de drones modernos y cada vez más caros, lo importante es que compres el dron que realmente disfrutes volar.  

3. La privacidad de terceros

Cuando tienes un dron y lo vuelas, muchos asumen que estas invadiendo su privacidad. Obviamente esto no siempre es cierto en lo absoluto, pero sin duda es una cuestión que debes tener en mente al comprar un dron.

Y es que la mayoría de la gente tiene una idea equivocada sobre los drones, y asumen que al volar un dron se invade su privacidad. Sin embargo, en muchos países como Estados Unidos, hay pautas establecidas para que los dueños de drones se adhieran a ellas.

Es decir:

  • Tu dron debe mantenerse al menos a 50 metros de las personas y edificios.
  • Evidentemente no puedes usar los drones para espiar a los vecinos o a cualquier otra persona.
  • También debes tener por lo menos 16 años de edad para volar un dron.

Lo cierto es que en la mayoría de los países puedes ver lo que ven los drones a simple vista sin que haya problema con ello. Incluso Amazon entrega sus productos con drones.

4. Todos asumen que volar drones es peligroso

Y a pesar que los drones llevan muchos años en el mercado, algunas personas siguen pensando que los drones son peligrosos. La buena noticia es que muchos fabricantes han comenzado a incorporar nuevas tecnologías de seguridad más efectivas.

Por ejemplo, ya puedes encontrar drones con sistemas de detección de objetos para evitar colisiones. También se están incorporando tecnologías de medición de distancias con respecto a los objetos.

De esta manera, el dron tiene la capacidad de volar a una distancia segura de cualquier objeto. Incluso, si el dron golpea contra un objeto, sus hélices automáticamente dejan de girar para evitar cualquier posible lesión.

Por lo tanto, a medida que la tecnología de los drones evoluciona, estos vehículos de vuelo no tripulados se pueden cada vez más seguros.

5. No es fácil encontrar dónde volar un dron

De muy poco servirá comprar el mejor dron, si no encuentras un lugar adecuado para volarlo. En otras palabras, los núcleos urbanos generalmente no ofrecen las mejores condiciones para volar drones.

Para los pilotos es complicado encontrar dónde volar drones debido a las áreas saturadas. Incluso las regulaciones respecto al vuelo de drones también representa un problema.

En consecuencia, antes de comprar un dron debes investigar si en tu ciudad está permitido volar este tipo de aparatos. Evidentemente, si vives en el campo o en una zona rural con espacio abierto, no tendrás este problema.