La forma para hacerse con un coche propio hoy en día ha cambiado mucho respecto a los últimos años. Está claro que la comodidad y la simplicidad son los valores prioritarios hoy en día y la fórmula del “todo incluido” te permite unificar todos los gastos que supone el mantenimiento de un vehículo en una sola cuota.

Swipcar, es marketplace de renting más completo del momento, apuesta por esta combinación como solución definitiva de movilidad tanto para conductores autónomos y empresarios como para usuarios particulares. Así ha sido los últimos dos años y seguro que lo seguirá siendo.

Seguro que habrás escuchado alguna ventaja del renting, pero quizás no te has detenido a averiguar que es todo lo que incluye. Para que seas consciente de todos los servicios con los que podrás contar, te explicamos detalladamente:

  • La gestión integral del vehículo, tú no tienes que preocuparte por nada. Lo matricularán y te lo entregarán en el concesionario acordado más cercano o en tu domicilio.
  • Todo incluido sin entrada: empezar pagando de más, no es una buena manera de disfrutar un coche, así que no te preocupes, no tendrás que desembolsar ningún pago inicial ni cuota final, como sí sucede con la mayoría de vehículos de compra.
  • Seguro a todo riesgo, para que conduzcas sin temor a ningún percance ni accidente.
  • Asistencia en carretera, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año. La reparación se realizará in situ, y si no es posible, se remolcará el coche al taller.
  • Mantenimiento completo: Se realiza siempre, en un taller oficial de la marca o en un taller homologado, e incluye las piezas de recambio y la mano de obra. También, se realiza un mantenimiento preventivo, siguiendo las especificaciones del fabricante, – las revisiones de toda la vida – , y que tan necesarias son para asegurar el buen funcionamiento del vehículo.
  • Posibles averías que necesiten de una reparación. Estas, también se realizan siempre en un taller oficial de la marca o en un taller homologado.
  • Sustitución de neumáticos, que se cambian por unos nuevos a los 45.000 Kms por desgaste, y para asegurar que tu circulación en carretera sea siempre manteniendo todas las medidas de seguridad en un nivel óptimo.
  • Los impuestos de matriculación y de circulación también están incluidos, en la cuota de renting.
  • La Inspección Técnica de Vehículos o ITV, también se incluye en la cuota de renting para los vehículos a partir de 48 meses.

Además también tiene ventajas fiscales en el caso de ser autónomo:

  • Puedes deducir el 100% del iva: la cuota mensual puede deducirse en el impuesto de sociedades, siempre que el bien esté destinado a la actividad profesional (en arrendamientos calificados como operativos).
  • No computa endeudamiento en CIRBE, por lo que podrás solicitar nuevos préstamos para otras necesidades más importantes de tu empresa, como recursos humanos y financieros en tareas que harán crecer a tu empresa.

¿Y ya estaría?

Todas estas ventajas te pueden llevar a planificar tus gatos los próximos años, sin sorpresas ni gastos relacionados. Lo único que debes hacer es como cliente es abonar la cuota fija, encargarte del combustible del vehículo y llevarlo al taller en caso de que sea necesario.

Da lo mismo si estás interesado en un coche económico o en uno de altas prestaciones, en el caso de Swipcar ofrecen una amplia gama de vehículos donde podrás escoger el que más se ajuste a tus necesidades, escoger los kilómetros que vas a necesitar, pagar tu cuota mensual fija y ya podrás empezar a usar tu nuevo coche.